Outsourcing: ¿qué es?

El outsourcing se ha vuelto cada vez más popular en la última década a medida que las empresas crecen y sus necesidades comienzan a ser demasiado específicas y que el talento para ocupar puestos específicos no se encuentra fácilmente en el mercado nacional. Además, con el auge del ecosistema de las startups, la tercerización ha proporcionado una forma para que los fundadores y empresarios encuentren talento internacional de tecnología de punta con un descuento considerable para crear sus compañías o mejorar su equipo existente.

Este término está muy oscurecido y por lo general tiene una connotación negativa, ya que ha estado estrechamente relacionado con una fuga de empleos de México hacia compañías extranjeras.

"Se ha convertido en sinónimo de irresponsabilidad corporativa, pero la subcontratación también ofrece empleos y programas comunitarios [sic]", según argumentó Paul Klein de The Guardian.

De todos modos, antes de que podamos comenzar a oponernos a él, debemos entender qué es, cómo se usa y por qué existe.


¿Qué es el outsourcing?

Dicho en palabras simples, el outsourcing o tercerización es la práctica de obtener bienes y servicios de un proveedor extranjero. Esto se usa más comúnmente en industrias donde hay escasez de mano de obra para puestos particulares o donde el costo de la mano de obra es demasiado alto. Por ejemplo, desarrolladores de software o diseñadores.

El outsourcing se puede utilizar para cualquier posición, pero hoy vemos que las empresas lo utilizan para funciones no fundamentales, aquellas cuya función es la de proporcionar soporte a la infraestructura central de la empresa o ayudar en las operaciones diarias de la misma.

Estos son los sectores laborales predominantes que se subcontrataron en 2015:

 

 

Con el auge del sector tecnológico y el ecosistema de las startups, el outsourcing se ha convertido en una ventana de oportunidad para que las empresas adquieran y retengan talentos así como equipos de desarrollo cuando la oferta de desarrolladores no es suficiente para satisfacer la demanda.


¿Por qué las empresas subcontratan?

 

En su forma más simple, las empresas subcontratan porque reducen sus gastos generales en sus operaciones diarias lo que aumenta los márgenes de beneficio. Es una decisión puramente comercial.

Vivimos en un mundo donde la misma cantidad de trabajo realizado en un país o ciudad no se paga por igual como si se hubiera realizado en otro lugar. Se puede argumentar que las discrepancias en los niveles salariales provienen de impuestos estatales y federales, el punto de vista económico del país (medido en el PIB per cápita) y las instituciones que establecen salarios. De todos modos, la base de la decisión es económica.

Según Brandon Gaille, el 46% de las empresas ha mencionado que su razón principal para subcontratar era reducir los costos operativos, con un 12% que desea acceder a capacidades de primer nivel.

Aquí hay un desglose completo de las razones de por qué las personas subcontratan:

1. Reducir o controlar los costos: 44%
2. Obtener acceso a recursos de TI que no están disponibles internamente - 34%
3. Liberar recursos internos: 31%
4. Mejorar el enfoque empresarial o de los clientes: 28%
5. Acelerar la reorganización / transformación de la empresa - 22%
6. Acelerar proyecto - 15%
7. Obtener acceso a la experiencia de gestión no disponible internamente - 15%
8. Reducir el tiempo de comercialización: 9%


¿Cómo funciona la tercerización?

Para responder a esta pregunta a fondo tendremos que sumergirnos profundamente en cada uno de los diferentes segmentos del mercado donde la tercerización es posible, nuestro punto fuerte es la tecnología, por lo que responderemos esta pregunta desde un punto de vista tecnológico.

Los desarrolladores de software y los profesionales de TI a menudo son contratados a través de una agencia de reclutamiento  ya que facilitan a que las empresas encuentren a la persona con las cualidades y la experiencia que están buscando. Se ocupan de todas las fuentes y las empresas eligen a quien les gusta.

Una vez que se encuentran estos profesionales, se les puede ubicar en un espacio de oficinas particular que generalmente requiere trabajo adicional para la empresa o el ejecutivo de recursos humanos. Sin embargo, también  se les deja trabajar de manera remota utilizando sus propios medios (luz, tecnología etc.).

Las empresas que subcontratan tecnología aprenden rápidamente que estos desarrolladores remotos y profesionales de la tecnología están orientados a los resultados y dependen en gran medida de los hitos y los resultados.

En conclusión, el outsourcing puede ser una estrategia muy útil para los márgenes de ganancia de una empresa y para fines de productividad.

Contáctenos

Para cotización, más información o cualquier asunto en general

Envía tu solicitud de vacantes desde nuestra Bolsa de Trabajo »
Atención al Cliente

Monterrey

81 1932 5500

gerencia.mty@labormx.com

Saltillo

01 (844) 485 0610

gerencia.slw@labormx.com

San Luis Potosi

01(444) 567 53 89 / 567 6021

gerencia.slp@labormx.com

Querétaro

01(442) 242 49 84

gerencia.qro@labormx.com

Celaya

01(461)609 06 97

gerencia.celaya@labormx.com

León

01(477) 763 11 56

gerencia.leon@labormx.com

Puebla

01 (238) 380 28 42

aapuebla@labormx.com

DF

01(55) 900 106 144

gerencia.df@labormx.com