Igualdad de género: pieza clave del éxito de una empresa

No es desconocido para nosotros que en muchas empresas todavía se siguen paradigmas del siglo pasado.  Los puestos de mayor importancia y responsabilidad son ocupados exclusivamente por hombres. Sin embargo,  constantemente se ha demostrado que las mujeres tienen la misma capacidad para llevar acabo tareas que representen retos,  responsabilidad y manejo de estrés.

 

Por desgracia aún en 2016,  siguen existiendo casos de mujeres que son discriminadas dentro de sus trabajos solamente por el hecho de ser mujeres. Esto lo podemos ver en diferentes casos desde grandes empresas hasta empresas familiares en donde las mujeres perciben un salario mucho menor que el de los hombres haciendo exactamente la misma actividad.

Fíjate en el talento y no en el género

Según datos del INEGI,  las mujeres que estudian la universidad tienen una tasa mayor de graduación que los hombres (21% a 18% respectivamente).  De acuerdo con la misma institución,  las mujeres trabajan hasta cuatro horas diarias más que los hombres sin recibir remuneración por ella.  En Labor Mexicana creemos que es importante medir el talento y no basarnos en el género para asignar un puesto determinado a una persona. Nuestra sugerencia para las empresas es que consideren las capacidades y habilidades de los candidatos por encima de otros aspectos como el género,  las creencias o el físico.

Incrementa la eficiencia de tu empresa

Según un reciente estudio australiano encontramos que en un entorno de equidad de género se mejora la cultura organizacional y se estabilizan las relaciones humanas.  La diversificación que se logra por tener hombres y mujeres desarrollando las mismas actividades es enriquecedora y genera un mejor resultado.

Empodera a las mujeres

Darle poder a las mujeres significa eficientar el talento humano de una organización.  Reducir la desigualdad ayuda a mejorar la productividad y el crecimiento económico de tu empresa.  Sumar el talento femenino a los puntos clave de tu organización puedes darte una perspectiva diferente y soluciones realmente asombrosas.

Participa a tus empleados de la misma manera

Cuando alguno de tus empleados tenga un resultado sobresaliente,  hazlo partícipe de un reconocimiento público y de los incentivos que consideres sin importar si es hombre o mujer. De esta manera estarás viviendo la experiencia de equidad de género y tu personal sabrá que las promociones no dependen de otra cosa que no sea sobresalir en las actividades diarias.