No permitas el acoso en tu oficina

El acoso también es conocido como “mobbing” y refiere a la conducta que presenta alguna persona dentro de un recinto laboral.  Dentro de esta conducta encontramos patrones similares que tienen como objetivo amedrentar o debilitar emocionalmente a la víctima.  Por desgracia la persona que sufre de acoso u hostigamiento,  generalmente no reporta la situación al área recursos humanos debido al miedo de perder su trabajo o su rol dentro de la oficina.

 

Para poder entender esta conducta nociva es necesario saber quiénes son los participantes de este juego y cuál es el rol que tienen dentro del mismo.

 

Existen dos personas quienes fungen como protagónicos de esta situación: por un lado, tenemos al sujeto pasivo quien es, en otras palabras, la víctima y por otro lado tenemos al victimario o sujeto activo. El hostigamiento puede venir de forma horizontal, es decir, que el sujeto que agrede tiene el mismo nivel jerárquico dentro de la organización que el sujeto pasivo.  También puede ser de forma vertical descendiente que es cuando viene la agresión de parte parte de un superior ( un jefe,  un director de área o un gerente).   Finalmente encontramos que existen hostigamientos verticales ascendientes que es cuando un subordinado genera el acoso hola molestia.

 

¿Cómo identificar una conducta negativa dentro de nuestra empresa?

 

Es relativamente sencillo identificar la conducta negativa hacia alguna persona debido a que la gran mayoría de los acusadores tienden a excluir a la víctima de los grupos sociales creados dentro de la oficina,  así como la agresión verbal constante al grado de llegar a lastimar el autoestima de la víctima.

 bullying en la oficina

¿Quién debería frenar esto?

 

Primera instancia los mismos compañeros de trabajo deberían fungir como el filtro de las agresiones y no contribuir al malestar dentro de la oficina.  El área recursos humanos juega un rol sumamente importante ya que ellos deben lograr que el clima laboral sea positivo y que cualquier intento de acoso sea frenado el instante. Si el acoso viene de forma horizontal,  es necesario hablar con los compañeros de la víctima  para solicitarles que dejen las actitudes negativas de lado.  Si en este caso algunos de los compañeros no dejará de actuar como acosador tendría que separarse del cargo.

 

Si el acoso viene de forma vertical descendente es  de vital importancia hablar con la persona que está agrediendo para que deje de hacerlo ya que si lo hace con una persona podría hacerlo con varias.  En este caso también se requeriría separar a la persona del  cargo en caso de continuar con las prácticas negativas dentro de las instalaciones de tu organización.

 

Si el acoso viene de forma vertical ascendente es imprescindible analizar la conducta de la persona que está generando  el acoso y separarlo del cargo.

 

Dentro de la ley Federal del trabajo existen diferentes artículos y fracciones qué indican que no puede existir un ambiente de acoso u hostigamiento en ninguna oficina y que en el caso de que alguna persona tenga que ser separada del cargo no existe responsabilidad alguna para el patrón.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *