“Outsourcing” y la Pequeña Empresa

“Outsourcing”, un esquema de trabajo que implica la subcontratación de agentes externos para que lleven a cabo labores que normalmente se realizaría de manera interna en una empresa, ha venido cobrando popularidad entre empresarios y propietarios de pequeños negocios. Desde la contratación de un despacho de contadores para que lleve la contabilidad de la pequeña empresa hasta la subcontratación de procesos productivos enteros, esta práctica se hace cada día más común.

Pero, a pesar de ser ya una práctica común, hay aún muchos negocios que desconocen o no comprenden del todo los beneficios de la subcontratación, pues, si bien, es posible ahorrar dinero mediante el esquema de “outsourcing”, no es ésta la única razón ni la más importante para considerarlo. A principio de la década de los años 90 varias empresas descubrieron de la manera menos favorable que la subcontratación excesiva podría traer consecuencias negativas, en particular cuando se subcontrató procesos que convenía más seguir realizando de manera interna. Sin embargo, cuando se recurre a este esquema de manera informada e inteligente, los beneficios pueden ser considerables.

outsourcing mexicoAhora bien, aun cuando en principio la idea de subcontratar puede no ser únicamente la reducción de costos, lo que el esquema de “outsourcing” representa es un cambio del costo fijo de mantener a una plantilla de personal a uno variable, sin reducir la eficiencia. Esto hace que el capital esté disponible para invertir en otras áreas productivas de la empresa, en lugar de estar “atado” al costo de operación. Además, en las primeras etapas de una empresa emergente, esto significa la posibilidad de una mayor inversión en “lo que realmente importa”.

Otro factor a considerar es la reducción en los costos de investigación, desarrollo, comercialización y distribución, costos que tienen un impacto negativo en el precio final al consumidor, afectando la competitividad. En general, los costos de operación del agente externo, así como su economía de escala, son menores, lo que trae consigo un beneficio compartido con la empresa contratante.

Cuando se requiere contratar personal eventual o para proyectos paralelos o periféricos, tanto los procesos de selección y contratación como la capacitación pueden resultar onerosos para la pequeña empresa. Peor aún, la probabilidad de que el personal eventual no cumpla con las expectativas de la empresa es alta. La subcontratación elimina gran parte del riesgo en este renglón.

Al iniciar operaciones, un aspecto de particular importancia para reducir costos es la rapidez con que se pueda llevar a cabo algunos procesos básicos para el arranque. La selección y contratación interna del personal adecuado puede llevar semanas, si no meses, lo que podría alargar el tiempo entre el arranque y el momento en que la empresa comience a percibir ingresos.

Si bien, todo negocio implica riesgos debido a las condiciones cambiantes del mercado, las normativas y la tecnología, las empresas de “outsourcing” normalmente asumen y administran dichos riesgos, liberando de ello a la empresa contratante. Sus distintas áreas de experiencia les permiten actuar de manera más precisa y efectiva cuando un riesgo se presenta.

Si Usted tiene interés en conocer la manera en que la subcontratación puede ayudar a su empresa a crecer y lograr sus metas, le invitamos a que se comunique con nosotros. Con gusto le brindaremos la asesoría que requiera.