Prepárate para conquistar a cualquier reclutador

Tu trayectoria profesional no puede llevarse a cabo sin una preparación o un plan. Imagínate que es un viaje en el cual vas preparando todos y cada uno de los elementos que requieres para el mismo; desde los boletos del transporte hasta las maletas. En la vida laboral, es prácticamente la misma historia. Debes preparar tu trayectoria profesional y tener en cuenta que existen diferentes cosas que van a generarte problemas y las que te van a ayudar a salir de ellos.

Es por ello que debes pulir tus habilidades personales para no enfrentarte a situaciones de desventaja en este mercado laboral. Aquí te vamos a platicar algunas cosas que puedes poner en práctica para que siempre goces de un resultado positivo en todo aquello que llevas a cabo.

No es lo que haces sino la forma de hacerlo. En la gran mayoría de las empresas se contratan personas por saber hacer las cosas que la compañía requiere. Sin embargo, se contratan más personas por la forma en como hacen aquello por lo que son contratados y no tanto por simplemente hacerlo. Por ejemplo: Un mecánico puede arreglar un automóvil y dejarlo bien pero si encima de esto le da un trato amable a los clientes y termina su trabajo más rápido y con mayor calidad se pondrá en ventaja con el mercado laboral.

Aquí si influyen los tiempos de entrega, las formas en como se trabaja, las herramientas utilizadas etc. Todo esto marca una diferencia que puede poner a algunas personas por encima de otras.

 

Presenta clara y correctamente. No sólo se trata de platicar un poco acerca de un tema. Si cuentas con apoyo visual las personas podrán retener más la información que les estás brindando. Por ello, te recomendamos que seas creativo y que trates de generar la confianza en las personas que te están escuchando. Muchas veces no se trata de lo que dices sino de la percepción que creas en los expectadores para lograr cerrar un trato. Por ello, trata de que tus presentaciones sean claras, puntuales y efectivas. Recuerda que “tirar rollo” no te va a ayudar a cerrar ningún contrato.

 

Trabaja sobre tus contactos. Este es un tema en el cual no ponemos énfasis y que nos puede llevar al éxito total. Si tenemos una red de contactos clara y precisa podremos echar mano de ella cuando lo necesitemos. Organiza a tus contactos por localidad y actividad. Nunca sabes cuando vas a necesitar a alguno de ellos. Ahora, no sólo se trata de tener una “base de datos” de contactos por si llegas a necesitar llevar a cabo alguna tarea. Se trata de tener una red para poder recibir “recomendaciones” de personas que pueden ser la pieza clave para cerrar una cuenta. LinkedIn es una plataforma donde puedes llevar a cabo este tipo de actividades y ciertamente resulta una opción muy viable cuando se trata de “recomendaciones”. Recuerda que las personas que pudieran contratarte van a buscar en diferentes lugares para ver si eres el candidato(a) ideal.

 

Se proactivo(a). Este es un tema medular para el éxito de colocación de una persona dentro de cualquier trabajo. Si eres proactivo y accionas en vez de reaccionar, las empresas de recursos humanos te tomarán en cuenta por encima de otro candidato. Resolver es importante pero anticiparse al problema es mejor. Esto podría ahorrarle varios miles de pesos a las empresas y seguramente te querrán con ellos.