¿Qué significa el estudio de factibilidad de un proyecto?

El estudio de factibilidad de un proyecto es una herramienta que se utiliza para guiar la toma de decisiones en la evaluación de un proyecto, esta herramienta se utiliza en la última fase pre-operativa de formulación del proyecto y sirve para identificar las posibilidades de éxito o fracaso de un proyecto de inversión, de esta manera se podrá decidir si se procede o no a la implementación.

El estudio de factibilidad debe conducir a:

  • Realizar un estudio de mercado que ayudará a determinar el tamaño del proyecto, la ubicación de este y qué tecnología deberá utilizar.
  • Determinar y diseñar el modelo administrativo adecuado para procesar cada fase del proyecto.
  • Hacer un cálculo de la inversión que será necesaria para los costos de operación y tener un estimado de los ingresos.
  • Identificar las fuentes de financiamiento y el nivel participación en el proyecto.
  • Definir cuáles serán los términos de contratación y los procesos de licitación para adquirir equipos y si es necesario llevar  a cabo construcciones civiles.
  • Si llega a ser necesario, poner el proyecto a disposición de las autoridades de planeación y ambientales.
  • Determinar la realización del proyecto a través de un análisis financiero incluyendo lo económico, social y ambiental.

Con el estudio de factibilidad podemos saber si será factible llevar a cabo el proyecto; o bien, con el estudio los analistas y especialistas  nos podrán hacer recomendaciones a considerar para mejorar su diseño.

Los principales objetivos del estudio de factibilidad son:

  • Corroborar que exista un mercado potencial para cubrir una necesidad no satisfecha.
  • Determinar la viabilidad y la disponibilidad de recursos humanos, materiales, administrativos y financieros.
  • Demostración de la viabilidad técnica y la disponibilidad de los recursos humanos, materiales, administrativos y financieros.
  • Tener muy claros los beneficios en materia financiera, económico, social y ambiental, de este modo se podrán designar recursos para la producción de un bien o la prestación de un servicio.